Pautas de Prevención

GUÍA DE PREVENCIÓN PARA PADRES Y DOCENTES

Guía de Prevención

La protección de los niños es ASUNTO DE TODOS

Se debe entender como prevención “aquellas acciones que se disponen y ejecutan con anticipación para evitar que un hecho suceda o, de haberse producido, para evitar que el daño que causa el mismo continúe” (DNA, 1999).
La comunicación es prevención porque posibilita encontrar un espacio, ser protagonistas, aprender a respetar al otro, a formar espíritu crítico y aceptar el error como incentivo para la búsqueda de otras alternativas.
7 PASOS PARA PROTEGER A NUESTROS NIÑOS

Prevenir es ejecutar acciones para evitar que se produzca un hecho o situación.
La Seguridad de los niños es tarea de los adultos.

1) ACEPTE LA REALIDAD

Conozca los hechos.
Los adultos tienen la responsabilidad de proteger a los niños.
En un alto porcentaje de los casos de abuso sexual infantil el niño y su familia conocen y confían en el abusador.
La mayoría de las víctimas menores de edad nunca informan del abuso.

2) REDUZCA AL MÍNIMO LOS RIESGOS
El abuso sexual ocurre cuando un niño está a solas con un adulto. Sepa con quien deja a sus hijos y qué hacen.
Pasar tiempo a solas con un adulto de confianza es sano y valioso para un niño. Le ayuda a construir su autoestima y a establecer relaciones interpersonales. Hay algunas cosas que usted puede hacer para proteger al niño cuando quiere que pase tiempo a solas con un adulto.
Déjese caer inesperadamente cuando el niño está a solas con un adulto, aunque sea un miembro de confianza de la familia.

• Asegúrese de que en sus salidas se les puede observar.
• Pregunte al adulto detalles sobre las actividades previstas antes de que el niño se quede con él. Observe la actitud del adulto al hablar sobre ello.
• Hable con el niño cuando regrese. Preste atención a su estado de ánimo y valore si puede contarle con desenvoltura cómo pasaron el tiempo.
• Busque la manera de hacerles saber a los adultos que cuidan niños que, tanto los pequeños como usted mismo, están concienciados sobre el abuso sexual infantil.

3) HABLE SOBRE EL TEMA.
Generalmente los niños mantienen el abuso en secreto. La muralla caerá si usted habla abiertamente del tema. Entienda por qué a los niños les asusta “contar”.
• El abusador suele avergonzar al niño, acusándolo de haber permitido que ocurriera el abuso, o diciéndole que sus padres se enfadarán al enterarse.
• La persona que abusa suele ser una persona manipuladora y puede confundir al niño sobre lo que está bien y lo que está mal.
• A veces el abusador amenaza al niño o a un miembro de su familia.
• A los niños que no revelan el abuso la primera vez, les da vergüenza contarlo cuando éste se repite.
• Los niños temen desilusionar a sus padres y romper la armonía familiar.
• Muchos abusadores convencen a los niños de que el abuso está “bien” o que es un “juego”.
• Algunos niños son demasiado jóvenes para entender la situación.

4) MANTÉNGASE ATENTO. 
No espere señales obvias del abuso, los indicadores están ahí, y usted puede detectarlos.
Aprenda a detectar los indicadores VER INDICADORES Y SECUELAS

5) INFÓRMESE. SEPA RESPONDER.
Sepa a dónde ir, cómo accionar, a quién llamar. (Ver CANALES DE DENUNCIA)
El abuso sexual es un delito ¡Denúncielo!

No reaccione exageradamente
Si su hijo se rompe el brazo o sufre fiebre muy alta, usted sabe que debe mantener la calma y cómo pedir ayuda, ya que se ha preparado de antemano para tal eventualidad. La manera de reaccionar frente al abuso sexual debe ser igual. Su reacción tiene gran impacto sobre un niño vulnerable.
• Cuando usted responde con rabia o incredulidad frente a una revelación que le hace su hijo, a menudo la respuesta es: El menor se encierra en sí mismo.
• El menor cambia su historia ante su reacción de rabia o de incredulidad, cuando de hecho, está siendo víctima de abusos.
• El menor cambia su historia según la formulación de sus preguntas, consecuentemente, en el futuro, él o ella se referirá al incidente como si hubiese sido “guiado” en sus respuestas. Esto puede ser muy perjudicial si el caso se lleva a juicio.
• El menor se siente aún más culpable.
MUY POCAS DENUNCIAS SON FALSAS

6) ACTÚE ANTE LA SOSPECHA.
Está en riesgo el bienestar del niño.
Las sospechas pueden asustar, pero confíe en su intuición y tome las medidas que considere necesarias.
Denuncie, busque ayuda profesional.

7) INVOLÚCRESE.
ROMPA EL SILENCIO. DENÚNCIELO.
Dialogue sobre el tema tanto con niños como con otros adultos.
Apoye a las organizaciones que luchan contra el Maltrato y el Abuso Sexual Infantil.

Sumate a nuestro grupo de voluntarios. Click Aquí

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>